Home Ciencia GERMÁN HOLGUÍN ZAMORANO: PARADIGMA Y DEDICACIÓN

Arq. JOSE LUIS ROCHA ANGULO, corpagosto@hotmail.com

Gracias al esfuerzo de CEDETRABAJO y a su excelente proyecto “Jueves de Deslinde” respaldado por la revista Deslinde, recientemente escuché a GERMÁN HOLGUÍN ZAMORANO en la presentación de su libro “La guerra contra los genéricos. Un Crimen silencioso”.

El Doctor Holguín Zamorano, abogado y economista javeriano, ha sido uno de los más prestigiosos empresarios vallunos en los ámbitos del urbanismo inmobiliario y la construcción de macro-proyectos. El autor, ha dejado de lado sus negocios y la vida muelle, para comprometerse con la noble causa de abogar y defender a los más necesitados. Con una visión democrática, se dedica de lleno a la Fundación Misión Salud, preocupado, según sus propias palabras “por el atentado que contra la salud de las clases populares del tercer mundo, han perpetrado las multinacionales de los países desarrollados”. Como lo dijese el Senador Robledo, “Cuando escucho a personalidades como el Doctor Germán Holguín, empiezo a ver que Colombia si puede tener arreglo”.

Los problemas que investiga y presenta el Doctor Holguín sobre el intrincado mundo de la salud y los fármacos, lo llevan a calificar acertadamente la actitud de las multinacionales farmacéuticas, al retener y usurpar patentes para manipular su rentable mercadeo iatrogénico, como un crimen de lesa humanidad, susceptible de denunciarse ante la Corte Penal Internacional.

Las multinacionales que detentan los más altos capitales mundiales, son las fabricantes de medicamentos, junto con las industrias armamentistas, el narcotráfico y los explotadores de hidrocarburos.

No es extraño que la multinacional Bayer, como lo comentaba Holguín, manifieste -con cierta evocación nazi-, ante reclamos por sus onerosos productos, que ellos hacen medicamentos, no para indígenas, sino para clases pudientes. Tampoco es escandaloso que estas grandes farmacéuticas compren o exterminen, todo lo que obstaculice sus propósitos.

La ejemplar y tesonera lucha que Germán Holguín ha emprendido –pisando callos de gobiernos, ministros, congresistas, politiqueros, medios, gremios y pseudo-investigadores, muchos en la nómina de las multinacionales-, es una misión que todos debemos respaldar y un valeroso modelo que algunos “cacaos” deberían seguir.

El gubernativo sistema de salud “integral” que nos han impuesto y que con sutiles variaciones, cada vez más constrictivas, siguen implementando, se refleja en la avidez homicida de las multinacionales farmacéuticas. La salud pública, que trasciende los genéricos, se tornó, en un diseño  pensado “no para atender indígenas”, sino importantes potentados.

Necesitamos más Holguines Zamoranos, para investigar, desenmascarar y denunciar a los Uribes, Santos, Gavirias, Palacinos y otros, que se empecinan en hacer de la salud de la población, otro terrorífico y repugnante negocio.

 

Leave a Reply